El poder de los libros para comprender las emociones

Comprender las emociones que experimentamos no siempre resulta una tarea fácil. Si ya siendo adultos, a veces nos resulta difícil entender lo que sentimos y cómo nos afecta en nuestra percepción de nosotros mismos y en nuestra relación con los demás, para los niños puede resultar una tarea mucho más complicada.

el poder de los libros

Emociones como la alegría pueden ser más fáciles de gestionar para los mas pequeños, pues implican un estado de ánimo positivo y sensaciones gratificantes. Sin embargo, emociones como la rabia, la tristeza o el miedo suelen ser más difíciles de gestionar ya que nos provocan sensaciones incomodas. Sentir un nudo en el estómago, sentir la necesidad de pegar, dar golpes o gritar pueden crear malestar a los niños/as provocando en ellos reacciones explosivas i desreguladas al contexto. Pero detrás de toda esa explosividad siempre hay un niño que necesita expresar sus emociones y aprender a autorregularse.

Para ello, utilizar cuentos e ilustraciones sobre emociones con ellos/ellas pueden ayudar-les a comprender mejor lo que experimentan cuando se enfrentan a una situación que les provoca miedo, frustración o tristeza. Es más fácil que sepan poner en palabras lo que les ocurre y que puedan trabajar esas emociones de forma positiva. Sentirse capaces de controlar su miedo o su rabia los hará sentir más capaces y fuertes, tendrán una mejor imagen de sí mismos y verán su autoestima reforzada.

En este articulo os recomendaré tres de los libros que utilizamos en ARA Psicología para trabajar las emociones y explicaré que podéis trabajar con cada uno de ellos y cómo hacerlo.

monstruo de colores‘’El Monstruo De Colores’’ para niños a partir de 3 años. Es una herramienta ideal para introducir a los niños de corta edad en el mundo de las emociones, mediante una historia original y muy divertida, enseña a los niños a tomar conciencia de la existencia de las emociones, identificar las emociones básicas (alegría, tristeza, rabia, miedo y calma), conocer la definición de cada una de las emociones, saber cuales son las principales manifestaciones de cada emoción y reconocer como se sienten cuando tienen cada una de estas emociones.

¿Como trabajarlo?

Una vez hayáis leído el libro con los niños/as varias veces detenidamente mirando las ilustraciones de cada emoción, es importante introducir lo aprendido en la vida diaria del niño/a. Para ello, en momentos donde el niño/a exprese alguna de las emociones básicas (rabia, tristeza, miedo, alegría o calma) es importante que el adulto pueda verbalizarle lo que le está sucediendo – Estoy notando que ahora te estas enfadando por lo que ha pasado, como lo que sentía el monstruo de color rojo en el cuento, ¿Es así? Nunca debemos afirmar, siempre es mas recomendable preguntarles, de esta forma podremos saber cómo identifican ellos las emociones. Poco a poco, con nuestra ayuda y la del cuento podrán ponerle palabras a lo que sienten, decir que emoción están sintiendo y que sensaciones les transmiten estas.

emocionario‘’El Emocionario’’ se trata de un diccionario de 42 emociones donde a la izquierda podemos encontrar una descripción breve, sencilla y clara de la emoción y, a la derecha una ilustración correspondiente a lo que describe el texto. Es un recurso fantástico para emplear con niños a partir de los 3 años.

¿Como trabajarlo?

Con los más pequeños (3 a 5 años) empezaremos a conocer las emociones básicas (alegría, tristeza, miedo, vergüenza, enfado...). Se pueden aprovechar las ilustraciones para que adivinen la emoción que se esconde detrás de cada una de ellas, además de describir la escena. También podemos explicarles un pequeño relato que les ayude a entender la emoción que sienten los personajes protagonistas de cada ilustración. Por último, en esta etapa podemos jugar a expresar con nuestra cara y nuestro cuerpo cada emoción.

En la siguiente etapa (5 a 7 años) podemos conocer emociones mas complejas (culpa, celos, amor, aburrimiento, nostalgia...) el niño y el adulto en esta etapa pueden empezar a hablar sobre qué les ha sucedido a los personajes de las ilustraciones, como se pueden sentir y el por qué. También puede resultar muy útil hablar sobre situaciones personales en las cuales hayan sentido ellos esa emoción, creando así un clima de confianza donde hablar sobre emociones sea un tema de conversación natural. El hecho de que niños y adultos compartan experiencias vinculadas a determinadas emociones contribuirá a establecer vínculos más fuertes. A algunos niños les asombra descubrir que sus padres también sienten miedo o inseguridad y esto tiene un efecto tranquilizador para ellos.

A partir de los 8 años el niño/a reconocerá un mayor numero de emociones, con ellos podemos leer las definiciones de cada emoción para que se vayan familiarizando con el vocabulario de las emociones. En momentos en que los niños experimentan una emoción determinada, que todavía no conocen, puede ser beneficioso para ellos leer la definición y ayudarles a entenderla. De esta forma, los niños irán identificando lo que oyen con lo que sienten.

el laberinto del alma‘’El Laberinto Del Alma’’ recoge una colección de 58 emociones, sus ilustraciones están llenas de creatividad y se le suman unos textos con un lenguaje sencillo que nos invitan a reflexionar.

A primera vista tiene un formato muy parecido al Emocionario, sin embargo, el Laberinto Del Alma es mas un libro de autoconocimiento, a mi parecer mucho mas introspectivo. Las ilustraciones se pueden utilizar de la misma forma que he expuesto con el Emocionario.

Aquí tenéis su booktrailer:

Des de mi experiencia os animo a utilizar cuentos sobre emociones como herramienta fundamental con los niños/as para facilitarles el camino hacia la conciencia emocional. Saber gestionar, identificar i mostrar nuestras emociones será esencial para poder relacionarnos de forma sana con nosotros mismos y con los demás. El resultado, sin duda, será un mayor bienestar y equilibrio emocional.

Un niño consciente de sus emociones es un niño capaz de manejar y controlar la intensidad de estas para lograr una vida más equilibrada y feliz.


Laura Andreu. Psicóloga Infanto Juvenil. Especialista en Mindfulness, Realidad Virtual y nuevas terapias en Bienestar Emocional.